2006-03-11

Fighting the static

Desde que tenemos parquet en el trabajo he aprendido mucho sobre psicología y biología. Concretamente sobre el comportamiento condicionado de Paulov. Y es que si el ruso hubiese tenido un parquet sintético barato del Ikea se hubiese ahorrado un montón de trabajo con el perro y lo hubiese aprendido todo el solito.

Cuando te das cuenta que cada vez vas a sentarte buscas una pared para hacer tierra o que delante de una puerta te frenas al ir a tocar el pomo metálico entiendes todo el rollo del perro, la campanita y el solomillo.

Por suerte hay pequeños inventos McGyverianos que ayudan a hacer la vida más fácil:

Fighting Static!

Fighting Static!

3 comentarios:

cthulito dijo...

Os podeis adaptar unos LEDs a las orejas y todo eso que os ahorrais en iluminación.

uncnoun dijo...

Me lo apunto.

Yo tengo la esperanza de que tanta estática me produzca una mutación y me convierta Static Man, el hombre chispazo.

EmeJota dijo...

A mí también me dan chispazos en la oficina, sobre todo cuando cojo los vasos de plástico para beber agua. Es impresionante. La moqueta y el parqué con lo peor.

Un beso.